Pueblos de Menorca

La población y los principales lugares de interés de la isla de Menorca están muy definidos en sus prinicpales pueblos. Al contrario que otras islas del Mediterráneo, como Ibiza, la población de Menorca se aglutina en sus pueblos, por lo que la isla presenta grandes extensiones en las que no encontramos viviendas.

A continuación, repasamos los principales núcleos de la isla de Menorca:

Mahón

Mahón es la capital de la isla y tiene cerca de 20.000 habitantes. Es la localidad más grande de Menorca, con un impresionante puerto natural que constituye uno de los centros comerciales más activos de la isla. La espléndida arquitectura de Mahón refleja los trazos de su pasado británico.

Esta ciudad amurallada es la capital de Menorca y está situada a orillas de un gran puerto natural. La mayor atracción de este concurrido eje comercial es, sin duda, la sorprendente estructura natural que sustenta el puerto. Los impresionantes edificios de la ciudad, los festivales y las fiestas patronales hacen de Mahón un lugar acogedor, impregnado de un ambiente a la vez cosmopolita y tradicional.

Existen numerosos lugares de interés alrededor del gran puerto de Mahón. Por su puesto, uno de los mejores sitios para verlo y fotografiarlo es desde el mar, dando un paseo en barco por el puerto. El trayecto dura una hora y los billetes se venden en la destilería Xoriguer. Varios edificios de estilo británico adornan las vistas del puerto de Menorca, como, por ejemplo, el antiguo puesto aduanero y la famosa Golden Farm, en la que residió durante una temporada el Almirante Nelson.

La destilería Xoriguer de Menorca data del siglo XVIII y está situada en el Moll de Ponent del puerto. En la fábrica todavía se pueden ver los alambiques de cobre burbujeando durante el proceso de producción del popular brebaje. Para producir esta ginebra tan aromática y típica de Menorca se emplean los frutos del enebro, si bien la destilería produce también otros muchos licores que se pueden degustar y comprar en la tienda de la destilería.

En el centro de Mahón se encuentra Es Freginal, uno de los parques más bonitos de Menorca. El parque tiene varias zonas de descanso, vistosos parterres de flores y zonas verdes y en él se celebran numerosos eventos culturales. En el parque también hay un escenario que acoge diversos espectáculos musicales, como el famoso festival de jazz que tiene lugar en verano.

Ciutadella

Esta bonita ciudad, capital de Menorca desde la época de dominio árabe hasta el siglo XVIII, fue declarada monumento nacional por el gobierno español. La ciudad está formada por un laberinto de callejuelas y edificios antiguos, incluidas varias iglesias barrocas, que le confieren un ambiente muy especial.

En contraste con el bullicio típico de Mahón, Ciutadella desborda gracia y tranquilidad. Situada al oeste de la isla, el casco antiguo de Ciutadella tiene numerosos monumentos del siglo XVIII. Las estrechas callejuelas, los edificios antiguos y las diferentes iglesias convierten la ciudad en un lugar idílico. En el puerto suelen fondear numerosos yates, así como otros tipos de embarcaciones.

San Luis

Sant Lluís se encuentra en el sur de Menorca. Este pueblecito fue fundado por una colonia francesa que tomó el control de la isla en el siglo XVIII durante un corto periodo de tiempo. Saint Lluís tiene playas maravillosas, como Cala Alcaufar, Cala d’es Rafalet y Punta Prima.

Torret

Torret es un pueblo encantador que destaca por sus casitas bajas y discretas, lo que le confiere un carácter entrañable. Es un claro ejemplo de la arquitectura más emblemática de Menorca. En Torret también se pueden encontrar numerosas tiendas, bares y restaurantes que merece la pena explorar.

Alaior

Alaior es un pueblecito pequeño con una gran actividad comercial y una próspera industria de calzado. Alaior se caracteriza por sus edificios encalados y las callejuelas estrechas que componen el casco urbano.

Mercadal

Mercadal se halla al pie del monte Toro, el pico más alto de Menorca, con una altura de 357 m sobre el nivel del mar. Al explorar los alrededores de Mercadal es posible encontrar yacimientos prehistóricos. Mercadal también posee varias playas maravillosas como Triant, Pregonda, Son Saura, Na Macaret y Puerto de Adaya. Algunos kilómetros al este de la ciudad se encuentra Ferreries, un pueblo animado y con un gran colorido.

Fornells

Fornells es un pueblo de pescadores situado en la zona este de la bahía del mismo nombre. El muelle del puerto es natural y tiene más o menos el mismo tamaño que el de Mahón. Muchos turistas y lugareños disfrutan del buen tiempo y del ambiente romántico del puerto para dar un paseo por los embarcaderos. En los restaurantes de la zona se puede tomar pescado y marisco fresco, así como otras especialidades de la isla.

Menorca y sus pueblos ofrecen a sus visitantes un abanico de posibilidades tan amplio que hasta el visitante más exigente quedará satisfecho. Siempre encontrarás algo interesante que hacer gracias a la intensa actividad cultural y las exposiciones que se desarrollan en un marco histórico sin igual.

Menorca es un lugar de descanso perfecto para las personas que buscan relax. Las costas de arenas finas (que abarcan más de 200 km), el paisaje verde del campo que rodean todos los pueblos y el cálido clima de la isla harán de tus vacaciones una experiencia inolvidable.